martes, 24 de marzo de 2015

Sorteos

En Libros, exposiciones y excursiones están de aniversario. Cuatro añitos ya. Y para celebrarlo se sortean cuatro libros.


Podéis consultar las bases aquí y apuntaros hasta el 19 de abril.

En Mis lecturas y mas cositas se sortea un ejemplar de La pintora de estrellas, de Amelia Noguera. Un libro al que le tengo muchas ganas, a ver si hay suerte.


Aquí podéis consultar las bases y apuntaros hasta el 10 de abril.

lunes, 23 de marzo de 2015

Tierra, Marta Sarramián

Hace unas semanas desde la editorial Casiopea se pusieron en contacto conmigo ofreciéndome la posibilidad de leer o sortear un ejemplar de Tierra, de Marta Sarramián. Leída la sinopsis me decanté por la primera opción.



Sinopsis:

Una isla habitada únicamente por un hombre, un isleño aislado desde hace veintisiete años allí, tres amigos que recalan en la arena para descansar sus almas, una amistad que crece, un sueño compartido y una aventura insospechada que nace en el mismo momento en que vuelven a pisar Tierra.

Daphne, Germán y Joao se embarcan en una hazaña en la que se ven atrapados en una trama de poder, ambición y corrupción al ayudar a Chebo, su amigo isleño, a vender su isla.
Una historia deliciosa que se rasga por completo cuando el dinero entra en acción.
TIERRA hace referencia a los valores que se aprenden y a los que llevamos dentro. Es una visión de nuestra propia vida desde un lugar lejano, diminuto e insignificante en medio del océano.
Tierra es lo que ganamos o perdemos cada vez que nos alejamos de nuestra propia isla.


Mi lectura:

Con Tierra Marta Sarramián nos propone que nos paremos a reflexionar, que miremos a nuestro interior y nos preguntemos qué es lo realmente importante, así como que abramos los ojos a las injusticias de nuestro mundo "civilizado y moderno".

Daphne es una joven francesa que se dedica a grabar documentales. Llega a Panamá para rodar sobre la amenaza de desaparición de las comunidades indígenas y allí, con sus amigos Germán y Joao, navegan hasta una pequeña isla en la que vive Chebo, sólo desde hace veintisiete años. Se trata de un pequeño paraíso aislado del mundo en el que todos ellos pierden la noción del tiempo y viven sin otra preocupación que disfrutar de su amistad. Sin embargo, cuando Chebo decide vender la isla y sus amigos se ofrecen a ayudarle los idílicos sentimientos se rompen y salen a la luz otros más oscuros.

El argumento es bueno, la idea promete, sin embargo creo que falla en su desarrollo. Los temas que la autora quiere tratar son muy interesantes. Pero, en mi opinión, son demasiados para la extensión de la novela y se quedan en una acumulación de intentos de sacudir nuestra conciencia pero sin profundizar en ninguno de ellos. El desarrollo descontrolado, la especulación, la corrupción funcionarial, la expropiación de tierras indígenas, las abismales diferencias entre ricos y pobres... y, por encima de todo, como el germen causante de todos estos males, la codicia y la avaricia del ser humano.

Narrado en tercera persona y en pasado esta circunstancia tampoco favorece al acercamiento a la historia. Personalmente la encontré distante, no llegué a meterme en ella.
El estilo de Marta Sarramián es correcto, sin más. Pero falla a la hora de transmitir de manera que se me hizo larga a pesar de no ser una novela extensa.
Encontré algunos errores y redundancias del tipo "carraspeó la garganta" que no llegan a ser tantos ni tan graves como para entorpecer la lectura.

Personajes:

Daphne es una treintañera francesa con un estilo de vida bastante libre, es abierta y tolerante. Ha recorrido medio mundo por su profesión y personalidad y no siente verdadero arraigo por ningún lugar sino que disfruta de su vida en un sitio hasta que nota que es momento de cambiar.

Más tímido e introvertido, Germán tiene un personalidad mezcla de su padre chino y su madre panameña. El desarrollo de este personaje fue el que más me desconcertó.

Joao es brasileño. Dueño de varios restaurantes y sin problemas económicos vive sin ataduras, navegando en su velero, haciendo surf y con un amor en cada puerto. Tiene varios hijos a los que mantiene económicamente pero a los que prácticamente no ve.

De Chebo me gustó su entrada en escena. Tímido, prácticamente aislado en su isla desde hace veintisiete años salvo por algún contacto con pescadores, representa la inocencia, la limpieza de espíritu.
"No entendía por qué los hombres de tierra se pasaban el día preocupados por el dinero, trabajando a costa de su propia salud y su propia vida, y cuando ya habían acumulado lo suficiente, su cuerpo ya no respondía y se dejaban morir o se gastaban sus ahorros en médicos que les curasen la salud perdida esos años. Pero, entonces ya era demasiado tarde, esos hombres pasaban los años muertos en vida. y cuando Chebo se acercaba a ellos y les miraba a los ojos, veía tanto pánico y tanto miedo a perder aquello que les mantenía clavados a tierra, que procuraba salir a la superficie para respirar de nuevo." p. 108

Distintas personalidades en un paraíso tan frágil. Y es que pocos somos como Daphne, casi todos tenemos un precio. Bien sea por avaricia, por celos, por complejos, por codicia,... la tentación es grande y el edén quebradizo.

Resumiendo, la historia me parece interesante y la conjunción de personajes atractiva pero su desarrollo no me ha convencido.
Apunto que mi marido también se la ha leído y a él sí le gustó pero, como éste es mi blog y mi opinión, no estoy muy segura a la hora de recomendarla.


Gracias a Casiopea Ediciones por el ejemplar.


Ficha técnica:

Tierra
Marta Sarramián
Cariopea Ediciones. Colección Literatura de viajes.
ISBN: 9788461728763
Precio: 15 €


sábado, 21 de marzo de 2015

Sorteos

En el blog De lector a lector sortean un ejemplar de Tangerina, de Javier Valenzuela.



Podéis consultar las bases aquí y apuntaros hasta el 23 de marzo.

En este mismo blog se sortea también un ejemplar de El año sin verano, de Carlos del Amor.


En este caso el plazo para apuntarse termina el 30 de marzo y podéis consultar las bases aquí.

En los blogs Leyendo en el bus y El búho entre libros sortean, conjuntamente, dos ejemplares de Relojes muertos, de Eva María Medina.


Podéis apuntaros hasta el 22 de marzo y consultar las bases aquí o aquí.


martes, 17 de marzo de 2015

Un tipo casi normal en una situación casi anormal, Pablo Carnicero de la Cámara

Hace unos días Pablo Carnicero me ofreció la posibilidad de leer alguna de sus novelas. Entre sus títulos variedad de géneros, fantasía, novela histórica y novela negra. Opté por la novela negra con Un tipo casi normal en una situación casi anormal y Decisión encadenada, que me envió en formato electrónico.



Sinopsis:

¿Qué harías si de pronto tu vida cambiase? ¿Si te ves en el paro, tu novia te deja y ante ti tienes que el verano termina y no tienes nada que hacer? ¿Qué harías si un viejo amigo te ofreciese un trabajo  sencillo, pero bien pagado? ¿Y si descubrieses que no es todo tan sencillo como tu amigo te dijo?

Entonces serías un tipo (casi) normal en una situación (casi) anormal.

Miguel Herrero es un tipo con un pasado algo turbulento y una forma de ser algo peculiar, pero su vida cambia de manera radical cuando un viejo amigo aparece y le propone un trabajo delicado pero muy bien remunerado. Sin tiempo para asimilarlo, se zambulle en una trama de prostitución, asesinatos, secuestros  y tráfico de influencias que le obliga a poner a prueba todas sus aptitudes para lograr recuperar su vida. De esta manera, decide ocultar su identidad y su paradero en una carrera frenética para recuperar su vida anterior, casi normal. Una historia fresca, rápida, que no ofrece al lector un momento de tregua, que nos transporta a una situación en la que cualquiera de nosotros se podría ver envuelto… siempre que fuésemos casi normales.


Mi lectura:

Lo primero que me llamó la atención del libro fue su dedicatoria, en la que Pablo Carnicero agradece a los lectores su confianza y aclara que su única pretensión es proporcionarnos momentos de entretenimiento. Esto ya me ganó, lo reconozco.
Ser escritor es difícil, abrirse camino en el mundo editorial lo es aún más, pero hay que ser honesto y realista.
Supongo que no soy la única a la que, por escribir reseñas literarias en un blog, le llegan propuestas de lectura de lo más variopinto. Desde ofrecimientos de editoriales, grandes y pequeñas, a autores que autoeditan, que empiezan, que buscan hueco y un poco de visibilidad para sus novelas. Entre ellos me he encontrado de todo. Modestia, petulancia, que te regalen el libro para que pruebes a leerlo y les conozcan, que pretendan que te lo compres y encima les hagas publicidad. En fin, de todo, como en todas partes.
Pablo Carnicero se me presentó con educación y modestia, sin más intención que la de ofrecerme sus novelas y, si me parecía bien, reseñar alguna.
Como dije antes me decanté por las negras y comencé por Un tipo normal en una situación casi anormal.

Miguel Herrero es un tipo normal, o casi. Pasó por la academia de policía pero no llegó a serlo, a pesar de sus aptitudes, ex-entrenador de baloncesto, ahora en paro y, encima, le ha dejado su novia por celoso. Le gusta escuchar rock y heavy y es un poco friki.
Su amigo José Luis, a quien conoce de su paso por la academia, le ofrece un trabajo extraoficial, buscar a una prostituta relacionada con un importante empresario inmobiliario. Tras reunirse con éste y ante la sustanciosa suma ofrecida por llevar a cabo la búsqueda acepta. A partir de ahí todo se complica. Mafias, corrupción, sobornos, asesinatos, un amigo friki de las nuevas tecnologías y hasta el CNI. Todo ello es una espiral en la que Miguel se ve envuelto en apenas una semana.

La acción transcurre a caballo entre Guadalajara y Madrid pero eso es lo de menos, la ambientación de la novela no es lo importante, ya que podría tratarse de cualquier otra ciudad española.
Lo que importa es la trama y ésta se plantea, desarrolla y resuelve con ritmo y solvencia. Engancha y eso es lo principal. Está bien organizada, la información dosificada, manteniendo la tensión y añadiendo un par de giros que alimentan el interés por la historia. Algunas situaciones resultarían increíbles en otra novela pero aquí, tal y como Pablo construye al protagonista y a su escudero parecen hasta normales. Vamos, que el título le viene como anillo al dedo.
Los personajes están bien perfilados, lo justo para conocerlos pero sin descripciones extensas. No sé si es impresión mía pero me ha parecido ver mucho del autor en el protagonista.
Y es que no hay nada superfluo en la novela. Ni en escenarios, ni en personajes ni en la trama. Ritmo y acción.
La prosa de Pablo Carnicero es sencilla, sin pretensiones, con muchos diálogos. Como bien nos avisa la única que tiene es la de entretener y conmigo lo ha conseguido.
Por último, me gustaría destacar las frases breves y concisas, a modo de apunte o nota mental, con las que el autor marca los pensamientos del protagonista y con las que nos muestra su inteligencia, su perspicacia y su ironía. Me ha parecido un acierto.

No es la obra maestra del género pero me parece una obra decente de un escritor al que quizás le falte rodaje pero que promete. Ya os contaré en la siguiente entrega: Decisión encadenada.

En este enlace podéis leer el primer capítulo. Y en este enlace comprar la novela, al precio de 0,99 €.

Gracias a Pablo Carnicero por el ejemplar.


Ficha técnica:

Formato: Versión Kindle
Tamaño del archivo: 355 KB
Longitud de impresión: 158
Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite
Editor: Pablo Carnicero; Edición: Segunda (30 de septiembre de 2013)
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
ASIN: B00FJHQJ9A
Precio: 0,99 €


domingo, 15 de marzo de 2015

Sígueme la corriente, Megan Maxwell

Fin de semana en el pueblo. Mal tiempo y se me ha olvidado traerme el libro electrónico. Acudo a la vecina en busca de algo que leer pero no sé para qué insisto, nuestros gustos no tienen nada que ver.
-Llévate el mío. Tiene el último de Megan Maxwell. Está muy bien.
-Uff. No me gusta mucho esta autora.
Como me mira con cara de ya está la rarita poniendo pegas, me lo llevo y a falta de otra cosa que leer me lo meriendo y se lo devuelvo al día siguiente fingiendo que me ha gustado.
-¿Ves? Ya te lo dije... Si es que no todo van a ser novelas de ésas que te gustan a ti, todas iguales, en las que hay que descubrir al asesino.
-Ya...- Y me muerdo la lengua.
¿Todas iguales? ¡Ja! Me río yo de la originalidad de Megan Maxwell. Pero no hago sangre, para gustos los colores y si a ella le pirra esta autora por mí genial pero apunto mentalmente no volver a olvidarme el libro en la próxima escapada.




Sinopsis

Tony Ferrasa es un guapo, adinerado y exitoso compositor de música puertorriqueño. No hay mujer que se le resista y que olvide con facilidad su mirada verde y leonina.

Ruth es una joven que con apenas veinte años tuvo que hacerse cargo de su hermana recién nacida y de un hermano delincuente. Cuando parece que por fin consigue encauzar su vida, se queda embarazada y su pareja acaba abandonándola.
Para sacar adelante a su familia acepta cualquier trabajo digno que se le presente, por lo que Tony y Ruth acaban conociéndose en una fiesta en la que ella sirve como camarera. A partir de entonces, como el destino es tan caprichoso, se encuentran en diversas ocasiones, y a pesar del interés que él le demuestra, ella se mantiene fría e indiferente.

Poco a poco ambos se van enganchando a una no-relación que acaba por desvelarles que lo que sienten el uno por el otro es mucho más intenso de lo que están dispuestos a admitir. Intentan alejarse, pero cuanto más empeño ponen en ello, menos lo consiguen y más fuerte se hace la atracción.

Sígueme la corriente es una divertida y sexy comedia romántica que hará que te enamores incluso del aire que respiran sus protagonistas.


Mi lectura:

Después de mucho oír y leer acerca de Megan Maxwell el verano pasado leí Adivina quién soy esta noche. No me gustó. Pensaba que era una bilogía, de la que me había ahorrado la primera entrega, y mira por dónde, la historia aún daba para más y continúa con Sígueme la corriente.
Quienes hayan leído Adivina quién soy o la continuación que acabo de mencionar, sabrán quiénes son los Ferrasa. A las que no os pongo en antecedentes. Tenemos a tres hermanos, altos, guapos, morenos, ricos y exitosos: Omar, Tony y Dylan. Hijos de una cantante de éxito, ya fallecida, los dos primeros siguen en el mundo de la música y el otro es médico. Las dos entregas de Adivina quién soy se centraban en Dylan y su historia con Yanira, también cantante. En Sígueme la corriente Maxwell retoma la historia emparejando a Tony, aunque no es necesario haber leído ninguna de las anteriores para seguir la trama.

Anthony Ferrasa, Tony, es "un compositor guapo, simpático, seductor y moreno de ojos verdes que las volvía locas a todas". Con cuarenta años sigue de cama en cama.
Ruth no ha tenido una vida fácil. Hija de un piloto de carreras, cuando éste fallece su madre no supera la pérdida y con veinte años se hace cargo de su hermana pequeña a la que cría como si fuese su hija. Huye de una relación complicada y peligrosa a Estados Unidos y al llegar se da cuenta de que está embarazada de gemelos. Allí, con ayuda de una pareja homosexual que la ayuda a cuidarlos, intenta sacarlos a todos adelante acumulando trabajos de camarera.
En un evento (palabra que se repite hasta la saciedad) musical ambos coinciden, Tony como asistente a la fiesta y Ruth sirviendo copas. Desde ese momento coinciden en varios sitios más hasta que descubren su atracción.
Ni tres niños maleducados que ponen su ordenada vida patas arriba, ni un exnovio que intenta aprovecharse de la situación impiden  llegar al final feliz pues el caballero de brillante armadura forrado de dinero está presto y dispuesto a salvar a la chica de toda adversidad que se le presente.

Narrado en pasado y en tercera persona la historia se hace distante. En ningún momento conecté con ninguno de los personajes, unos por absurdos, otros por frívolos y otros, sinceramente, por increíbles.
La historia es lineal en el tiempo y en la narración, plana, no consigue trasladar los sentimientos que pretende contar. Es repetitiva, cargada de clichés, larga y con diálogos imposibles y cursis, frases tontas y moñas. Parece escrita con prisas y sin revisión, copiando una historia ya escrita a la que se cambien un poco las circunstancias.
A ritmo lento avanza salvando escollos hasta el esperado final. Entremedias muchas referencias musicales y artistas como Beyoncé, Jenifer López, Luis Miguel, Alejandro Sanz y muchos más que aparecen por sus fiestas como si no tuvieran agenda, y un poco más de vamos a añadir páginas retomando las historias de los otros hermanos.

Una mezcla entre película de las de sobremesa del fin de semana, y culebrón venezolano que seguro será del gusto de sus seguidoras pero que a mí me ha decepcionado.
En mi opinión es una novela a la que le falta originalidad y le sobran páginas, con roles de manual, y situaciones absurdas. El empeño en repetir el guión de la pobre mujer desesperada y necesitada a la que rescata el perfecto príncipe azul de cualquier absurda adversidad que se le presente (y se le presentan muchas y muy absurdas) además de manido me parece facilón.

Y antes de que me lluevan las críticas y los comentarios en contra aclaro que es mi opinión personal sobre la novela, que no tengo nada en contra de la autora ni de sus seguidoras y que para gustos los colores ¡y los libros!


En este enlace podéis descargar un fragmento de la novela.


Ficha técnica

Sígueme la corriente
Megan Maxwell
Editorial Esencia
Colección: Esencia Contemporánea
Fecha de publicación: 05/02/2015
480 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-13664-4
Presentación: Rústica sin solapas
Precio: Libro (Rústica sin solapas) 15.90 €; Libro Electrónico (Epub 2) 9.99 €


viernes, 6 de marzo de 2015

En mi buzón # 10

Sigo conteniéndome a la hora de comprar/aceptar libros con la intención de bajar mi lista de pendientes pero a veces la tentación es demasiado grande.
En febrero entraron a mi biblioteca los siguientes títulos en papel:




Gracias a Seix Barral por haberme hecho llegar un ejemplar de El peso del corazón, de Rosa Montero.


Contratada para resolver un caso a primera vista sencillo, la detective Bruna Husky se enfrenta a una trama de corrupción internacional que amenaza con desestabilizar el frágil equilibrio entre una Tierra convulsa y la dictadura religiosa de Reino de Labari. En un futuro en el que la guerra está supuestamente erradicada, Bruna lucha contrarreloj por la libertad y en defensa de la vida, mientras asimila los sentimientos contradictorios que le produce hacerse cargo de una niña pequeña. Bruna Husky es una heroína extrema y fascinante; una superviviente capaz de todo que se debate entre la fragilidad y la dureza, entre la autosuficiencia y la desesperada necesidad de cariño. Es una fiera atrapada en la cárcel de su corta vida, un tigre que va y viene ante los barrotes de su jaula «para que no se le escape el único y brevísimo instante de la salvación», como el felino de la bella frase de Elias Canetti.

El peso del corazón es un thriller, una novela de aventuras política y ecológica, una historia de fantasía y ciencia ficción, un relato mítico, un cuento para adultos, una reflexión sobre la creación literaria, una metáfora sobre el peso de la vida y la oscuridad de la muerte… ¡Y una historia de amor! Rosa Montero regresa al mundo fascinante que creó en Lágrimas en la lluvia y nos sorprende de nuevo con esa potencia narrativa que ha convertido a Bruna Husky en una protagonista legendaria.


Diego Méndez, autor de La cárcel de los inmortales , me ofreció un ejemplar de su novela. La sinopsis me pareció interesante así que acepté y será una de mis próximas lecturas.


Tras dos décadas de depresión económica, Felipe Chadid, fundador de Salus -el Partido de la Salud- y candidato a las elecciones presidenciales europeas, hace una sorprendente promesa electoral: superar la crisis con un mega-programa de investigación para acabar con el cáncer en cuatro años.
Varios premios Nobel apoyan al candidato Chadid: creen que es factible. Los ciudadanos europeos, escépticos, tendrán la última palabra. ¿Podría lograr el poder un hombre obsesionado con investigar curas a todas las enfermedades? ¿Y si la inmortalidad se hiciera promesa política?
Los ojos de Nicoleta Cavadas, becaria del Institut Pasteur, e Iker de la Fuente, un joven traumatizado por la muerte de su madre y obsesionado con el África subsahariana, verán la respuesta a esta incógnita. Entre tanto, un virus africano poco conocido y muy contagioso acecha…


Desde Casiopea me llegó Tierra, de Marta Sarramián.


Tierra nació en una isla panameña hace un par de años cuando dos amigos míos y yo anclamos en una isla que creíamos desierta pero que sin embargo estaba poblada por un único habitante que nos mostró otra manera diferente y novedosa de vivir y ver la vida. Tierra hace referencia a los valores que se aprenden y a los que llevamos siempre con nosotros, es una visión de nuestra propia vida desde un lugar lejano, diminuto e insignificante en medio del océano. Esa isla con su isleño bien podríamos ser todos y cada uno de nosotros. Es una historia en la que sus protagonistas se ven atrapados en una trama de poder, ambición y corrupción cuando deciden ayudar a su amigo el isleño, en el momento que éste decide vender su isla. Una historia deliciosa que se rasga por completo en el mismo momento en que el dinero entra en acción.


La lista de los nombres olvidados, de Kristin Harmel, llevaba tiempo en mi lista de pendientes. Me lo compré gracias a su atractivo precio. Ya leído y reseñado.



En formato electrónico llegaron a mi correo:

Gracias a Pablo Carnicero por el envío de Un tipo casi normal en una situación casi anormal y Decisión encadenada , ambos en formato electrónico. He leído la primera y me ha gustado, tengo pendiente la reseña.


 

¿Qué harías si de pronto tu vida cambiase? ¿Si te ves en el paro, tu novia te deja y ante ti tienes que el verano termina y no tienes nada que hacer? ¿Qué harías si un viejo amigo te ofreciese un trabajo  sencillo, pero bien pagado? ¿Y si descubrieses que no es todo tan sencillo como tu amigo te dijo?
Entonces serías un tipo (casi) normal en una situación (casi) anormal.

Después de “Un tipo casi normal en una situación casi anormal”, Miguel Herrero (su protagonista), nos invita a disfrutar de una trepidante novela negra que no le permitirá al lector un segundo de respiro, y que al mismo tiempo planteará un difícil dilema moral: ¿Es justificable tomarse la justicia por su cuenta, cuando descubres que el sistema judicial te ha fallado?
La cuestión está planteada, y deberá ser resuelta por cada lector…


Y, por último, Encarnaciones Del Capitalismo , de Oriol Alonso Cano.


Encarnaciones del capitalismo muestra las diferentes plasmaciones que el capitalismo tiene en nuestra sociedad (en la manera de pensar de los sujetos, en el devenir de la ciencia, en la concepción del turismo, en los procesos de victimización...), y que generan dinámicas que imposibilitan subvertir su lógica. Por ese motivo, en el estudio podrá observarse de forma diáfana cómo un sistema económico-productivo se transfigurará en una ideología y, por ende, gestionará el pensamiento y estructurará el imaginario de los individuos de la sociedad.

Como veis, me he contenido pero aún así alguno se quedará acumulado porque otros se crucen en mi camino y los adelanten. Inevitable ¿verdad?

sábado, 28 de febrero de 2015

La lista de los nombres olvidados, Kristin Harmel

Mi lista de lecturas pendientes es, como supongo que será la vuestra, interminable. No solo se acumulan libros en mis estanterías a la espera de un tiempo que dedicarles que nunca llega. Además tampoco paro de añadir títulos a un listado, que llevo encima cuando voy de compras o visito la biblioteca, cuando veo recomendaciones reiteradas en blogs, revistas o programas de radio. Uno de ellos era La lista de los nombres olvidados, de Kristin Harmel. Aprovechando que la edición en tapa dura con sobrecubierta se encontraba entre los títulos ofertados a 5,95 € (más barato que en edición bolsillo) se vino conmigo para casa.


Sinopsis: 

París, 1942. Rose Picard y Jacob Levy, dos jóvenes judíos, se enamoran apasionadamente en los días previos a la ocupación de la ciudad por los nazis.

Cape Cod. En la actualidad. La nieta de Rose, Hope, deberá encontrar a las personas que su abuela le ha escrito en una lista de nombres que desconoce. Tendrá que viajar a París para reconstruir el pasado de su abuela, una historia que cambiará su vida para siempre.


Mi lectura:

Como decía, La lista de los nombres olvidados, cuyo título original es The sweetness of forgetting, llegó a mí muy recomendada. Y como suele ocurrir cuando se tienen tan altas expectativas me defraudó un poco.

Hope tiene 36 años, está divorciada y tiene una hija preadolescente. Cuando su madre enfermó de cáncer se hizo cargo del negocio familiar, la pastelería Estrella Polar, fundado por su abuela Rose. Cuando se divorció volvió a la casa en la que se crió, en el cabo Code. Ahora, muerta su madre y con su abuela enferma de Alzheimer, tiene que lidiar con las dificultades financieras que ponen en riesgo el  negocio, los problemas con su hija Annie, un exmarido egoísta y la frustración de los sueños que, de joven, tenía para su vida.
Poco sabe de los orígenes de su abuela, salvo que emigró desde Francia ya casada con un combatiente americano en la II Guerra Mundial, se instalaron en Nueva York y a los pocos años se mudaron a cape Code donde abrió una pastelería en la que elaboraba dulces cuyas recetas se había traído consigo. Por eso se sorprende cuando, en un día de lucidez, Rose le entrega una lista de nombres y le pide que vaya a París y averigüe qué fue de ellos. Se trata de sus padres y hermanos, de quienes Hope no sabía ni su nombre. Con ayuda de su hija y de Gabin, un vecino, se decide a buscarlos. Este viaje será un recorrido en el tiempo en el que descubrirá los horrores de las deportaciones judías, de los campos de concentración, del dolor de los supervivientes pero también que, en medio de todo aquel odio, había personas que desinteresadamente ayudaban a otras, que la religión puede ser motivo de unión en vez de guerra y, sobre todo, que existe el amor verdadero, el que es capaz de cambiarlo todo.

La novela está narrada en primera persona por Hope, en presente, de manera que avanzamos con ella de la mano, con algunos capítulos intercalados en los que Rose nos relata parte de su historia. Estos últimos tienen la peculiaridad de ir precedidos por una receta de las que, primero ella, después su hija y ahora su nieta preparan en la pastelería. Recetas que forman parte del legado familiar y que Rose se ha traído consigo desde París.

Los personajes están bien perfilados. Otra cosa es que se empatice con todos ellos. Personalmente no he podido con Hope. Es una mujer fuerte que va afrontando lo que la vida le depara pero no se aprecia en absoluto a sí misma. Derrotista, pesimista y negativa, pasa el tiempo pensando en lo que pudo ser y no fue en lugar de mirar a su alrededor y ver lo que sí tiene. La autora se repite un poco en algunas situaciones lo que hizo que, en ocasiones, me pareciera cansina en su actitud.

La trama no es precisamente original pero está bien presentada. Me parece un acierto que el nexo de unión de varias generaciones de mujeres sea una pastelería en la que las recetas se elaboran con mimo y los clientes son tratados con cercanía y cariño.
Otra cosa es su desarrollo.
En la novela hay varios pequeños fallos que, si se es un lector quisquilloso, pueden distraer. Yo he pasado por encima. Pero encuentro una gran omisión por parte de la autora el hecho de que centre la novela en la búsqueda de la identidad, de los orígenes, de la familia de la abuela y obvie totalmente los de Hope que es la que indaga en el pasado. Me explico. Cuando su madre se quedó embarazada no quiso decirle a Rose quién era el padre y crió a la niña ella sola con la ayuda de los abuelos y ya no se menciona el tema más. Ahora es capaz de ir a París, indagar en archivos, hacer cientos de llamadas para localizar a la familia de su abuela ¿y no le preocupa la suya propia? ¿Le interesa conocer a un tío abuelo y no a su padre? Esto me descolocó bastante porque no me cuadra.

A pesar de estos puntos negativos, en los que quizás he hecho demasiado hincapié, me quedo con la parte positiva del libro: la búsqueda de la identidad, la importancia de la familia, la búsqueda de puntos comunes entre las religiones en lugar de diferencias irreconciliables, la llamada a la tolerancia religiosa, y, por encima de todo, que existe el amor. Ese amor fuerte y desinteresado que resiste el paso del tiempo y que, a veces, está más cerca de lo que pensamos.

"Dios está en todas partes. No puedes delimitarlo a una sola religión. [...]
No importa lo que pensemos de Dios [...] porque todos vivimos bajo el mismo cielo.
[...] Son los seres humanos los que crean las diferencias. Eso no signigica que Dios no sea siempre el mismo."

"[...] cuando se llevan a una familia entera y todos fallecen, ¿quién contará su historia? [...] es como si sus vidas se hubieran perdido dos veces."


Ficha técnica:

La lista de los nombres olvidados
Kristin Harmel
Título original: The Sweetness of Forgetting
Traductor: Alejandra Devoto
Martínez Roca. Colección: MR Emociónate
Fecha de publicación: 04/04/2013
416 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-270-3984-1
Presentación: Tapa dura con sobrecubierta
Precio: Tapa dura con sobrecubierta: 5.95  €